in

Ejercicio y la Presencia de Asma

Existen ejercicios que inducen a los ataques de asma.

Esto ocurre en casi todos los pacientes asmáticos que se ejercitan con cierta intensidad. Especialmente si el medicamento anti-asmático ha sido reducido o retirado.

La mayoría de las veces cuando este fenómeno no se presenta, el diagnóstico de asma bronquial debe ser revisado.

A continuación, se mencionan los síntomas de esta enfermedad crónica causada por el ejercicio:

  1. Presencia de tos. Aunque el asma no es la única causa.
  2. Comprimido del pecho o una sensación particular de compresión. Causa dificultad al respirar y sonidos en el pecho.
  3. Poca respiración. Esta sensación es diferente, aparece al momento de ejercitar. Especialmente al finalizar el esfuerzo realizado.

La verdad es que el mecanismo exacto a través del cual el ejercicio causa ataques de asma, no es conocido ciertamente.

El nervio que controla los músculos y las glándulas de los conductos de aire parece estar involucrado, así como también los cambios en la distribución del flujo de la sangre a través de los pulmones.

Una de las hipótesis más aceptadas en la siguiente:

Cuando se realiza el ejercicio, respirar se convierte en una actividad mucho más rápida y profunda. Esto incrementa la evaporación de la superficie de la mucosa de los conductos de aire y produce una concentración de los solitos en el ambiente celular. Esto es conocido como la carga osmótica.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lesiones Deportivas

Comida fresca o comida congelada