in

Vitaminas y sus funciones.

Existen distintos tipos de vitaminas que aportan nutrientes a nuestro cuerpo y lo benefician.

Este tipo de información es bastante buena tenerla actualizada, ya que dependiendo de lo que el cuerpo necesite, se le puede ir brindando el componente que mejor le resulte.

La vitamina A.

Está relacionada con el crecimiento. Es una de las vitaminas que protege las membranas mucosas que habitan en los pulmones, así como también en el aparato digestivo y urinario. Igualmente, protege los ojos, la piel, el cabello, los dientes y huesos.

La vitamina E.

Trabaja de forma compleja en contra del raquitismo y el envejecimiento. Está presente en la mantequilla, el queso, la yema de los huevos, la leche, el pescado azul, el maíz, entre otros alimentos.

La vitamina F.

Es la responsable de mejorar la flexibilidad de los tejidos y de su funcionamiento. Esta puede ser encontrada en gérmenes de la harina y en el aceite de girasol.

La vitamina K.

Es reconocida por ser un antihemorrágico y está presente en comidas como la espinaca, las papas, las frutas, los tomates, el yogurt, entre otras comidas.

La vitamina C.

Ayuda a luchar contra la fatiga. Regula la forma en la que es calcio es asimilado, participa en el crecimiento de los huesos y el sistema inmune. Las comidas en la que se encuentra presente son los frutos cítricos, como las manzanas, kiwis, las fresas, entre otros alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Celulitis y las mujeres

Estiramiento : Cada uno de sus pasos