in

Sal Marina – Sal de Mesa: ¿Cuál es mejor?

Existen muchísimos mitos que rodean al consumo de sal, bien sea la sal marina o la sal de mesa. Es por esto que hoy explicaremos un poco sobre cuál de estas dos opciones es mejor, dependiendo de lo que deseas alcanzar.

La sal marina

Se reconoce por no ser procesada, es por esto que es mucho más natural y la concentración de minerales que presenta es de mayor cantidad. Contiene aluminio, potasio, flúor, fósforo, hierro y yodo. Todos estos elementos son buenos para la contracción y expansión de los músculos. Igualmente, ayuda a aquellos que poseen problemas con el corazón, obesidad e irregularidades con la presión sanguínea. Por último, pero no menos importante, ayuda a eliminar los depósitos de sodio que son dañinos, evitando así la presencia de calambres.

La sal de mesa

Se reconoce por ser mucho más procesada, ya que el producto final tiene una presentación con granos mucho más finos. Durante el proceso, se eliminan muchos de los minerales nombrados anteriormente, dejando así una mayor proporción de sodio en su presentación. Igualmente, se añade un aditivo que actúa como un agente limpiador que trae como resultado el color que caracteriza a la sal blanca.

La mejor opción para tu cuerpo:

Intenta siempre utilizar un poco de sal marina, al momento de darle sabor a tus comidas, eso si, sin abusar. Recuerda que existen otro tipo de sales naturales que le pueden agregar sabor a tu comida, bien sea pimiento en polvo, curry, paprika, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Proteínas : Medicamento contra la ansiedad

Crossfit : Adéntrate en esta disciplina